FELMA Construyendo la Huelga General Feminista 8M

Cuando:
25/11/2018 a las 12:00 – 08/03/2019 a las 20:00
2018-11-25T12:00:00+01:00
2019-03-08T20:00:00+01:00
Donde:
varios (ver cartel)
Contacto:
FELMA Feministas en lucha Málaga
8 M
Cartel «Hacia la huelga general feminista 8M»

1 Comentario

  1. ¿Por qué llamamos a la huelga general
    feminista del próximo 8 de marzo?
    1. Las mujeres vivimos una situación de opresión
    específica. Por un lado, nos incorporamos
    de forma desigual al mercado laboral con peoressalarios
    (la brecha salarial supera el 20%),
    trabajos a jornada parcial (más de un 70% de
    los empleos parciales son ocupados por mujeres),
    despidos por embarazo, techo de cristal y,
    en algunos casos, acoso sexual en los puestos
    de trabajo, entre otras situaciones. Por otro
    lado, seguimos ocupándonos muy mayoritariamente
    de los trabajos reproductivos en la
    invisibilidad del hogar, lo que nos obliga a
    soportar una doble jornada laboral. Nos ocupamos
    de los/as hijos/as, de nuestros/as mayores
    y de las personas dependientes; nos
    ocupamos del sostenimiento de la familia, de la
    reproducción y del cuidado de los/as trabajadores/as
    presentes y futuros/as.
    Ambas cuestiones se conjugan produciendo
    consecuencias en distintos planos. Por un lado
    tenemos menos autonomía económica, lo que
    profundiza la situación de violencia machista
    sufrida por muchas mujeres, que en muchos
    casos las lleva a la muerte. Por otro, cotizamos
    menos por lo que tenemos pensiones más
    bajas y sentimos aún más la precariedad que
    sufrimos a día de hoy la mayor parte de la
    clase trabajadora.
    Además, debido a que el trabajo de cuidados
    es invisible y no valorado, que la educación
    actual es machista y a otras cuestiones, se
    siguen reproduciendo los roles de género
    (mujer = cuidadora = trabajo de segunda = rol
    subordinado al rol masculino), seguimos relegadas
    a una segunda posición y sentimos el
    machismo diariamente en las relaciones con
    nuestras parejas, amistades…
    2. Hemos visto como las instituciones no han
    dado respuesta a esta situación: ni el gobierno
    del PP ni el del PSOE la tienen en su agenda.
    Además, la opresión sobre las mujeres no se
    puede solventar sin socializar las tareas de
    cuidados (escuelas infantiles públicas de 0-3
    años, comedores, lavanderías…), ni tampoco sin
    elevar las condiciones generales del conjunto
    de los/as trabajadores/as. Por ello, ningún
    gobierno que obedezca los mandatos del FMI,
    el BCE y la UE, y que acepte pagar la deuda
    que desmantela los servicios públicos y el
    empleo, va a conseguir la igualdad de las mujeres.
    Por lo tanto, sabemos que el único camino real
    está en la organización y la lucha. El 8 de marzonos
    proponemos utilizar la herramienta más
    potente que tenemos los y las trabajadoras: la
    huelga general. Pero una huelga general que no
    solo represente a los trabajadores, sino que
    incluya las reivindicaciones de las mujeres
    como eje vertebral de la huelga. Y después de
    la huelga, hay que seguir luchando: debemos
    con truir un movimiento sostenido en el tiempo
    y organizado lo suficiente para lograr imponer
    nuestras reivindicaciones.
    ¿Qué reivindicamos?
    1. El fin de la brecha salarial, de la brecha en las
    pensiones y de la mayor precariedad, elevando
    las condiciones de todos los sectores (más y
    menos feminizados) y, así, del conjunto de los y
    las trabajadoras. Permisos intransferibles de
    maternidad y paternidad, fórmulas reales de
    conciliación de la doble jornada laboral sin
    pérdida de salario…
    2. Servicios públicos de calidad que garanticen
    las tareas de cuidados: reversión de los recortes,
    aumento de financiación en educación,
    sanidad, servicios sociales, etc., y creación de
    nuevos servicios públicos (comedores, escuelas
    infantiles de 0-3 años…).
    3. Educación afectivo-sexual en las escuelas,
    institutos, universidades; no a la religión en
    las aulas y a los conciertos con la iglesia católica;
    abajo la LOMCE y las leyes educativas
    segregadoras.
    4. Aborto libre, gratuito y garantizado para
    todas las mujeres en la sanidad pública;
    profesionales no objetores de conciencia
    suficientes; no al permiso paterno/materno
    para las menores de 18; fin de la concertación
    con clínicas privadas. Fin del dominio
    sobre el cuerpo de las mujeres y sobre la
    capacidad de decidir acerca de nuestra
    propia maternidad.
    5. Fin de la violencia contra las mujeres: ni
    una menos. No somos subordinadas de unos
    u otros hombres y nuestros cuerpos no se
    compran ni se alquilan. Alternativa laboral
    real para las mujeres que ejercen la prostitución;
    prohibición de los vientres de alquiler;
    basta de la utilización del cuerpo de la mujer
    como mercancía.
    6. Fin de la discriminación a las personas por
    su condición y/o identidad sexual.
    ¿Por qué pensamos que la huelga
    debe ser general y no solo de mujeres?
    1. Porque queremos conseguir nuestras
    reivindicaciones y eso a día de hoy supone un
    enfrentamiento con la patronal y el gobierno,
    ambos responsables de la situación de las
    mujeres. Somos conscientes de que libraremos
    mejor esa batalla si todos y todas
    vamos a la huelga y paralizamos el país, que
    si vamos solas y los hombres se quedan
    haciendo nuestro trabajo, es decir, haciendo
    una función que hace que la huelga no se
    note: se convierten inconscientemente en
    esquiroles.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*