Nosotras

logo-felmaLas personas feministas que formamos este grupo comenzamos a andar juntas con ilusión y ganas de luchar en el verano de 2014, estimuladas por el ambiente de esperanza que se respiraba en aquellos momentos y que hacían pensar que el cambio era posible. Sin embargo, y como ya entonces intuíamos, nuestro camino no ha estado sembrado de rosas.

Fueron precisamente los ataques personales vertidos en las redes sociales tras una convocatoria y concentración a las puertas del recinto ferial en agosto de ese mismo año (con motivo de la noticia de la violación de una chica), los que nos hicieron comprender la tremenda necesidad de un grupo feminista reivindicativo y firme que no dejara lugar a dudas respecto a nuestro compromiso y nuestro anhelo: No cejaríamos ni un ápice en ese intento de ocupar el espacio que nos corresponde.

Las integrantes de este grupo nos alejamos de toda política que pretenda hacer del feminismo una moneda de cambio para ampliar sus posibilidades de éxito electoral o de militancia, nos alejamos de esas políticas que nos ofrecen su espacio y ciertas concesiones (muchas veces impostadas o con una clara y parcial visión patriarcal) a cambio de que renunciemos a nuestro intento legítimo de cambiar el mundo.

Sabemos que los derechos conseguidos por las feministas son éxitos políticos. Por eso el feminismo tiene tanto que ver con la política y por eso es desde la política desde donde llevamos a cabo nuestra lucha. Desde la política y desde la izquierda lógica y exclusivamente.

Nuestro compromiso también implica luchar por que la izquierda asuma esta lucha como suya, deje de vernos como una amenaza y reconozca la existencia de una realidad más que evidente: no existe la igualdad plena mujer-hombre ni dentro ni fuera de ningún espacio.

Pero aunque nuestra experiencia juntas es corta, ya hemos podido comprobar por nosotras mismas que los partidos políticos son mayoritariamente estructuras masculinizadas que, muchas veces inconscientemente, reproducen formas y comportamientos patriarcales e imponen postulados indiscutibles, mandatos que el feminismo no siempre puede asumir. De ahí que una buena parte de nosotras sienta la necesidad de formar parte de este grupo y dedicar tiempo y esfuerzos a esta lucha feminista.
Comprobamos también que no podemos quedarnos solo en aquellos espacios que, llamándose también feministas, cedieron ante la presión del orden establecido, el pragmatismo, la burocratización y la jerarquía que el capitalismo necesita para perdurar.

Entendemos otra forma de estructurarnos y rechazamos todo intento de manipulación por parte de grupos ajenos a nosotras. Confluimos aquí personas con distintas militancias que compartimos los mismos objetivos. Anticapitalistas, ecofeministas, marxistas, libertarias, autónomas… todas somos necesarias para ampliar nuestro horizonte y reforzar nuestra lucha. Sin prejuicios, libres, independientes, nuestras.

¿Para qué nos organizamos?

Feministas en lucha es un grupo abierto a mujeres y hombres que quieran luchar contra la violencia en el espacio público y también en el espacio supuestamente “privado”, el machismo y la desigualdad en todos los ámbitos que sufren las mujeres y por las reivindicaciones y demandas específicas de las mujeres trabajadoras.

1. Porque luchamos contra el machismo y toda forma de opresión sexual (lesbofobia, transfobia, homofobia…), pero también contra el capitalismo. Entendemos que el capitalismo es un sistema económico, social y político profundamente injusto que es necesario “superar”. En este sentido, pensamos que no vamos a acabar con la opresión social que sufrimos las mujeres sin destruir a la vez el capitalismo, que es un sistema que se apoya en la desigualdad. El capitalismo utiliza la opresión machista y otras formas de opresión para perpetuarse.

2. Porque entendemos que la lucha por la igualdad no es sólo de las mujeres, sino de toda la sociedad, y en especial de la clase trabajadora. Este es el significado de la frase:”La revolución será feminista o no será”. Sin las mujeres no hay cambio social posible. Sin combatir a cada paso el machismo social existente, no vamos a lograr la unidad necesaria entre hombres y mujeres para transformar este modelo económico, social y político injusto.

Objetivos:

• Compartir información, noticias, artículos, ensayos, etc., sobre la cuestión de la mujer
• Posibilitar algunos espacios de encuentro que nos permitan debatir, fortalecernos, darnos apoyo mutuo y organizarnos para combatir el machismo fuera en la sociedad pero también en el interior de las organizaciones políticas, sindicales, sociales, etc en las que podamos estar participando y que asuman la lucha contra la opresión machista.
• Llevar a cabo campañas y actividades públicas (charlas, jornadas, concentraciones, bloque en manis…) que nos ayuden a visibilizar aquello por lo que luchamos y tejer redes “feministas” en esta lucha.

¿Qué defendemos?

1. El control sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad

• Aborto libre y gratuito en la sanidad pública sin objeción de conciencia
• Educación sexual y en valores de igualdad en las escuelas. ¡Fuera la religión de las aulas!
• Acceso universal y gratuito a recursos de orientación y planificación familiar así como a métodos anticonceptivos dentro de la sanidad pública
• Acceso universal y gratuito a las técnicas de reproducción asistida para todas las mujeres que lo soliciten, sin discriminación de ningún tipo

2. Contra toda forma de violencia hacia la mujer

• Planes integrales dotados de recursos para la prevención, atención y protección inmediata a mujeres víctimas de violencia machista. ! No más feminicidios!
• Abolición de la prostitución. Protección, seguridad y derechos sociales para las mujeres que la ejercen

3. Por el reparto de las tareas domésticas y de cuidados. Las mujeres no somos esclavas del hogar ni queremos llevar solas la carga del cuidado de personas mayores, enfermas dependientes cuya responsabilidad debería recaer sobre el Estado

• Inversión pública para servicios profesionales de atención socio-sanitaria a domicilio, para crear centros de día, residencias y otros servicios de atención a la dependencia!
• ¡Educación pública gratuita de 0 a 3 años!
• No a los recortes ni a la privatización de los servicios públicos

4. Por nuestro derecho a empleo digno y a nuestra independencia económica

• Salario igual por trabajo igual y sanciones para las empresas que lo incumplan
• Planes de igualdad en las empresas públicas y privadas con seguimiento que permitan acabar con el acoso y la discriminación laboral a la mujer de cualquier tipo en los centros de trabajo
• Por leyes que protejan la maternidad y la inserción laboral de las mujeres con hijos/as. Garantía y ampliación de las licencias de maternidad/paternidad y derechos de lactancia
• Inversión pública para crear empleo para mujeres, sobre todo jóvenes, con menores a cargo o víctimas de violencia machista con subsidios mientras se les proporciona
• Prestación de desempleo para las trabajadoras domésticas en el régimen general de la seguridad social