Cuando solo deseas tener un bebé

Fuente ABC News

Ella es Bridget, una bebé abandonada por las personas que pagaron por su nacimiento.Su embarazo fue contratado a una mujer ucraniana por Matthew Scott Etnyre e Irmgard Pagan, de USA. La abandonaron al conocer que tenía daños neurológicos. Tuvo un hermano gemelo que murió al nacer.

Nació en febrero de 2016, solo con 25 semanas y pesó 800 gramos. Fue prematura y ha pasado buena parte de su vida en el hospital. Vino a este mundo con varias discapacidades y desde ese momento ha estado al cuidado de Marina Boyko, una enfermera que ha hecho de madre para ella.

Cuando la niña tenía cinco meses de edad y se encontraba gravemente enferma, sus «padres» enviaron un requerimiento legal pidiendo que fuese desconectada de su soporte vital.

Hemos sabido que Bridget está mental y físicamente enferma, en estado vegetativo y sin esperanzas de convertirse en una persona normal. Los médicos recomiendan que detengamos todo tratamiento para que pueda encontrar la paz. No la llevaremos a Estados Unidos. Esta niña es incurable.

Pero Bridget sobrevivió. Un año y medio después, cuando ella ya tenía dos años, los contratantes enviaron una segunda carta dando su consentimiento para darla en adopción. Pero ese documento no tiene valor legal en Ucrania, por lo que ahora mismo la pequeña ni es ciudadana ucraniana ni existe solicitud para que lo sea estadounidense.

Ahora está en un orfanato, vive con otros doscientos niños en un orfanato de Zaporiyia, una ciudad industrial de más de setecientos mil habitantes al sureste de Ucrania y todavía se debate si su nacionalidad es ucraniana o estadounidense.

Su historia llamó la atención de Samantha Hawley que estaba investigando el casos de niñxs abandonadxs al nacer a su suerte, bien porque nos les convencía el producto, solo querían uno… Le hablaron de Bridget y fue a conocerla

De esta búsqueda ha nacido este documental

Bridget no es la única niña en estas circunstancias en Ucrania.

El Defensor del Menor en Ucrania, Nikola Kuleba, admitió a la periodista tener conocimiento de la situación de Bridget y de otros diez casos de niños abandonados al nacer, normalmente cuando tienen alguna discapacidad. Y le informó que, al parecer, sus «padres» habían encargado otro niño por maternidad subrogada en Ucrania, que habría dado como resultado también gemelos.

Y mientras nos llegan noticias como esta de Público.

Fuente: Público

El jueves 7 de mayo un avión fletado por el gobierno ucraniano para repatriar a los ciudadanos de su país que residen en España regresó con siete parejas españolas y siete criaturas, fruto de los vientres de alquiler.

(…) afirma Berta O. García, consejera de administración en la CIAMS (Coalición Internacional por la Abolición de los Vientres de Alquiler), están «almacenados en stock por empresas sin autorización legal de tutela de menores sin que pase nada. Las empresas de vientres de alquiler exponen, sin esconderse, que tienen a los bebés en su poder en hoteles, en casas particulares. Son bebés nacidos durante el confinamiento y cierre de fronteras por el Covid-19 que están sin inscribir en el registro civil y son apátridas»(…)  «Es curioso que cada vez que se habla de bebés con derechos vulnerados se utiliza esta expresión. Y no, no están en un limbo; han nacido en Ucrania y en Georgia de ciudadanas ucranianas y georgianas, y esos países tienen un ordenamiento jurídico, no son un limbo. Simplemente se han cerrado los ojos a la situación de esos bebés. Supongo que les conviene hacerlo así para no espantar la liebre, ya que el negocio de los vientres de alquiler es una fuente importante de dinero para la economía de esos países»(…) Dejación de funciones que «revela la desprotección hacia la parte más débil, el bebé, que es el objeto de contrato de la mal llamada gestación subrogada, y que viene a sumarse a todo lo que venimos denunciando sobre la práctica de los vientres de alquiler. Mientras tanto, la empresa Biotexcom continúa su actividad a todo ritmo, ofreciendo incluso contratos online de vientres de alquiler»(…)  la crudeza de este negocio inhumano, donde prima el dinero, las ganancias y el contrato por encima de todas las cosas y los derechos humanos elementales de los más débiles, los bebés, que son el objeto de ese contrato y la única parte interesada que no tiene voz en el contrato»(…)

Los niños, las niñas, NUNCA pueden ser un producto. Las mujeres, sus cuerpos, no pueden ser tratadas como máquinas expendedoras de niñxs. Los daños que se están ocasionando para conceder los deseos a quienes tienen dinero para hacerlos realidad son tremendos.

En estos días el Defensor del Menor en Ucrania, Nikola Kuleba ha hecho público un Contrato subrogación a una mujer gestante por alquiler de su útero. Durante el embarazo la madre gestante no podrá usar el transporte público, marítimo, no puede tomar el sol o bañarse, nada de viajar, ni dejar su ciudad, ni tener sexo. Contrato de gestacionsubrogada? Contrato de esclavitud? El documento está disponible en ucraniano y en inglés.

Kuleba ya se ha manifestado en repetidas ocasiones contrario a esta forma de paternidad.

Estoy categóricamente en contra de la maternidad subrogada comercial, es la objetivación del niño y su posicionamiento como una mercancía(…) Tener un bebé lejos de la madre no es natural. Por lo tanto, Ucrania simplemente se convierte en una tienda internacional en línea de venta de bebés. Y no sabemos el número real de niños que Ucrania «suministra» de esta manera(…) (ver)

No sabemos cuántos niños Ucrania “suministra” al extranjero, dice el Defensor del Pueblo para los Derechos del Niño sobre la gestación subrogada Mykola Kuleba, en contra de la gestación subrogada comercial ha declarado que Ucrania se ha convertido en una tienda on-line para la venta de bebés. La comercialización y el permiso para recibir ese «servicio en Ucrania contribuye a la venta incontrolada de niños ucranianos al extranjero. Según él, la situación con los bebés en el hotel «Venecia» demuestra la privación de derechos de los niños nacidos por madres gestantes. Kuleba considera que ningún estado está obligado a «abastecer» a una familia de un hijo, y menos a una familia extranjera. Según el Defensor del Pueblo para los Derechos del Niño, la gestación subrogada es explotación de mujeres con el objetivo de obtener beneficios para negocios privados y satisfacer las necesidades de adultos, pero esto viola los derechos del niño. Ha hecho hincapié en que está rotundamente en contra de la gestación subrogada comercial, porque el niño se convierte en un objeto y se posiciona como mercancía (ver)

Desde FELMA no pararemos de denunciar que este es un negocio con nuestros cuerpos, el objeto resultante de esta transacción comercial es un ser vivo y por ello, ha de ser prohibida en todo el mundo, en cualquiera de sus variantes, bien sea comercial o altruista. Supone una vulneración de los derechos humanos de mujeres y niñxs, tan solo para satisfacer los deseos de quienes tiene dinero para pagar. 


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*