Elena Walsh o la poesía y lxs niñxs

Un 1 de febrero de 1930 vino al mundo María Elena Walsh.

Para nosotras es difícil olvidar esas canciones que muchas conocimos en la voz de Rosa León: «La vaca estudiosa», «El brujito de gulugú», «El mundo del revés»…

Publicó más de 20 discos y escribió más de 50 libros.

Su obra revolucionó la manera en que se entendía la relación entre poesía e infancia. Es famosa por sus obras infantiles, «Manuelita la tortuga» y los libros «Tutú Marambá», «El reino del revés» y «Dailan Kifki». Verdaderos clásicos de la literatura infantil argentina, cuyas canciones y cuentos siguen pasando de generación en generación. 130 canciones suyas han sido grabadas por personalidades como Joan Manuel Serrat y Mercedes Sosa. Sus libros son constantemente reeditados y llevan vendidos varios millones de ejemplares.

Sus obras, aun las infantiles, a menudo tienen una fuerte connotación política que ha hecho de esta autora un referente en la defensa de las libertades ciudadanas; su canción “Como la cigarra” llegó a ser un símbolo del regreso argentino a la democracia tras los oscuros tiempos de la dictadura.

Estilísticamente, Walsh se declara heredera de la tradición del nonsense inglés de Edward Lear y Lewis Carroll, muy presente en su sentido del humor. Su libro Zoo loco es justamente un recopilatorio de esas curiosas historietas en verso que se llaman limericks, en la tradición de Lear.

Entre sus álbumes más destacados se encuentran «Canciones para mirar» (1963) y «Juguemos en el mundo» (1968).

También escribió e interpretó canciones populares para adultos, entre ellas «Como la cigarra», «Serenata para la tierra de uno «y «El valle y el volcán»… (fuente Mujerícolas)

Buen momento para recordarla en su faceta feminista con este artículo publicado en la revista Humor en 1980, que por cierto tendría que seguir siendo prescrito para algunos.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*