Esto no iba a pasar NUNCA

Nunca nadie podría usurpar nuestra identidad biológica y material en lo administrativo, en el derecho positivo, lo penal y la sociedad.

Nunca una emoción personalísima, un sentimiento, tendría categoría de naturaleza normativa y nunca supondría su no identificación ser objeto y considerada como delito por odio. NUNCA.

A las mujeres el patriarcado nos ha considerado, y nos considera, mercancía para sus deseos sexuales. Y nos chulean y prostituyen y nos explotan y nos violan.

Con su mirada

También ponen precio a nuestros cuerpos por nuestra capacidad sexual de procrear y gestar por el bien de perpetuar sus genes, haciendo creer que el deseo de ser padre es un derecho y estamos obligadas a satisfacerlo en nombre de la solidaridad mundial.

Alabados sean!

Como cuidadoras de su progenie no tenemos precio, de hecho, todo está regulado para que cuidemos de sus casas, sus mayores y herederos gratis o por un salario y condiciones laborales mínimas, por el bien común, mientras legislan y (man)tienen el poder.

Nolite Te Bastardes Carborundorum

Trabajamos en categorías y profesiones peor pagadas, segregadas a condiciones y salarios inferiores.

Nos matan por ser mujeres, porque nos ven posesión. O mía o de nadie. Esperábamos y continuamos esperando más implicación de los poderes del estado, más complicidad y responsabilidad con las víctimas.

La prostitución y la trata puntúan para el cálculo del PIB, de hecho es la segunda actividad delictiva más rentable.

Las leyes que nos protegen (pero poco) en violencia machista o derecho laboral están basadas en nuestra CONDICIÓN sexual de mujer.

Ahora desde los sillones del Consejo de Ministras pretenden que en todas estas opresiones y sus escasas normas que nos otorgan derechos, dejemos de ser sujetos políticos y usurpar para degradar y hasta borrar nuestra identidad, nuestro sexo, por el que somos oprimidas.

Buscan nuestro borrado por la autodeterminación del sexo.

Un sentimiento, una declaración personalísima podrá construir en segundos una mujer por una firma con el consiguiente borrado de la mujer en el derecho positivo, la ciencia, las estadísticas, los protocolos de protección y contra los abusos…

Si no nos querían como ejército que no nos hubiesen dado uniformes

Tenemos agenda feminista por nuestros derechos y para eliminar la discriminación y la opresión que sufrimos por ser mujeres. Por la clase.

Nos movilizamos contra la autodeterminación del sexo.
Sexo no es género
#NosVemosEnLasCalles
#26J

NOTA
Este artículo se enmarca en la sección de opinión de FELMA, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover vuestra participación. FELMA no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección.  Si quieres puedes mandar el tuyo a info@felma.org. Te rogamos claridad, concisión y buena ortografía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*