La Internacional Feminista

El 8M se ha convocado un paro de mujeres a nivel internacional. Es posible pensar en un paro a nivel internacional? La historia da buena cuenta de protestas de mujeres a lo largo y ancho del planeta, qué pasaría si por una vez hiciéramos realidad la lucha de TODAS, de todas juntas, la Internacional Feminista.

La marcha de las mujeres tiene precedentes históricos. La «Marcha de las mujeres a Versalles» el 5 de octubre de 1789, 8.000 mujeres fueron armadas, desde París hacia el palacio real de Versalles para exigir al rey Luis XVI a que cambiase su residencia y se mudase a París, durante la Revolución Francesa. La protesta fue provocada por la hambruna que padecía el pueblo. Las  mujeres también exigían que el rey dejase de intervenir y bloquear el trabajo de la Asamblea Nacional. Cuando las mujeres llegaron a Versalles mataron algunos guardias e irrumpieron en el palacio. El comandante de Guardia Nacional, La Fayette, convenció al rey que cediera ante las exigencias de las mujeres. Al día siguiente, el 6 de octubre, el rey y su familia abandonaron Versalles y fijaron su residencia en París.

Más cerca en nuestra historia reciente, tenemos a las mujeres islandesas. El 24 de octubre de 1975 decidieron que estaban cansadas de sufrir desigualdades con respecto a sus compañeros y en lugar de ir a la oficina, dedicarse a las labores del hogar o a cuidar de sus hijxs, tomaron las calles de Islandia para manifestarse por la igualdad de género. Se paralizó el país por completo. Bancos, fábricas y tiendas tuvieron que cerrar, al igual que escuelas y guarderías, dejando a muchos padres (a ellos) sin más remedio que llevar a sus hijxs al trabajo o a tener que quedarse en casa al cargo de los cuidados. Desde entonces se conoce como «El Día Libre de las Mujeres» y cambió la percepción sobre las mujeres en este país y ayudó a situarlo a la vanguardia de la lucha feminista.

Aquí en España el 7 de Noviembre de 2015 fue un punto de inflexión. Fuímos muchas mujeres a Madrid para manifestar nuestra repulsa contra las violencias que las mujeres sufrimos en esta sociedad, por el único hecho de ser mujeres. Fuimos para gritar alto y claro que esto es intolerable y que el mundo sin nosotras no será un buen lugar para vivir. Gritamos, a pleno pulmón, juntxs clamando justicia.

Polonia y sus mujeres de negro fue otro gran ejemplo de la importancia de la lucha contra el heteropatriarcado. El 3 de Octubre de 2016, el ya conocido como «Lunes negro», miles de mujeres, salieron a las calles en masa a protestar contra la ley del veto al aborto, contra una iniciativa que pretendía prohibir abortar incluso en los casos de violación o incesto, cuando el feto era inviable o la vida de la madre estaba en peligro.»Queremos médicos, no misioneros». «Mi útero, mi opinión». «Gobierno, sal de mis ovarios». Consiguieron que la iniciativa legal se retirara.

Seguimos con 2016 y nuestras compañeras de Argentina el 19 de Octubre de 2016, «Miércoles negro», al grito de #NiUnaMenos salieron a la calle desafiando el frío y una lluvia torrencial para marchar contra los feminicidios tras el brutal asesinato a una joven argentina, Lucía Pérez. “Esta vez le tocó a Lucía sufrir esa bestial violencia de género, pero la próxima te puede pasar a vos, o a la persona que más amas en el mundo”, decía el hermano de Lucía Pérez en una carta que compartió en las redes sociales. Entre 2008 a 2015 fueron asesinadas a 2.094 mujeres solo por el hecho de ser mujeres. El objetivo del colectivo Ni Una Menos y otras asociaciones convocantes era visibilizar lo que hay detrás de los cadáveres: la desigualdad y la cosificación que propician y justifican la vulnerabilidad y la violencia.

2017 echó a andar con la «Womens March». La marcha surgió del impulso feminista de un grupo de jóvenes que no podían creer que un candidato como Trump, que había sido acusado de acoso sexual por varias mujeres y pronunciado comentarios denigrantes sobre las mujeres ganase las elecciones en EEUU. El 21 de enero de 2017 sólo en Washington marcharon más de 500.000 personas. Consiguieron réplicas de las protestas estadounidenses en otras ciudades del mundo. Desde entonces el movimiento ha crecido hasta abarcar otras demandas progresistas: igualdad de salario; derecho a abortar; defensa de los derechos de los inmigrantes, los homosexuales y los musulmanes; reclamaciones de contenidos ecologistas y sindicalistas.

Nuevamente nuestras compañeras argentinas desde le colectivo #NiUnaMenos nos llaman a que nos sumemos a un Paro Internacional de Mujeres. Dejemos nuestras tareas, nuestros cuidados, abandonemos nuestros puestos de trabajo…

Que pare el mundo porque nos están matando.
Que pare el mundo porque no funciona sin nosotras.
Que paren las calles hasta que podamos transitarlas seguras.
Que paren los feminicidios
porque nuestras vidas
no están a disposición de otros.
Si nuestras vidas no valen
PRODUZCAN SIN NOSOTRAS

Que el 8M sea un día de reivindicación y de protesta: por las 14 mujeres asesinadas (a fecha de hoy) que ya nos faltan este 2017, por las diferencias salariales, por el reparto desigual de tareas, contra las leyes que nos discriminan, contra el mal uso de nuestra imagen por los medios…

Como dice la feminista Klementyna Suchanow desde Varsovia:

Ya no son las mujeres polacas, «que están locas», como nos dijeron, tampoco solo las argentinas. Somos todas

Hagámoslo posible! Cada una en la medida que pueda: para, deja de hacer tus tareas, protesta en tu centro de trabajo, acude a las manifestaciones que se convocarán ese día, haz ver tu protesta y haz reflexionar a quienes te rodean sobre la importancia de la misma.

Nuestras protestas pueden hacerlas TODAS las mujeres del mundo. Hagamos realidad la Internacional feminista. No somos invisibles, no permitamos que nos hagan invisibles. Estamos aquí, que se nos vea y se nos escuche.

Este #8M #NosotrasParamos y la tierra tiembla. Las mujeres del mundo decimos basta y salimos a exigir el derecho a vivir nuestras vidas libres de violencia, opresión y explotación. Queremos un mundo de iguales y salimos a conquistarlo. 


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*