La sentencia de la vergüenza

La Audiencia de Navarra considera que no se dan los requisitos para condenar a los acusados por agresión sexual, hubo “preeminencia” sobre la chica, pero no violencia o intimidación “real”…

Todo ello con ell voto particular del magistrado Ricardo González que sostiene que había que absolver a los acusados. Este magistrado fue el que preguntó aquello de:

¿Mostró usted oposición o negativa? a las denunciantes de violación? ¿Qué manifestación hizo usted, de cara a ellos, para que supiesen que usted estaba en situación de shock y que estaban teniendo esa situación de relaciones sexuales sin consentimiento por su parte?

Por otro lado el Gobierno, por boca de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que el Ejecutivo debe tener “máximo respeto” ante las decisiones de un juez y máxime cuando “se trata de un asunto del que no forman parte“. Esto es violencia institucional.

Para que podamos hablar con criterio os dejamos la sentencia en PDF.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*