Los hombres en el feminismo

Qué es un hombre feminista, qué queremos que haga, qué esperamos  de él?

De esto va este artículo de PlayGround donde se recuerda que la tarea de aprender es de carácter personal. En el proceso de aprendizaje del feminismo hemos ido por el camino recogiendo y compartiendo saberes, porque nosotras nacer, no nacimos feministas, hemos ido aprendiendo por el camino. Eso es lo que esperamos del hombre feminista que esté dispuesto a aprender y luego a compartir.

En este post hablan y comparten un libro“No nacemos machos” de Ediciones La Social, una publicación para debatir sobre este tema. El libro se puede descargar gratis en la web. El espíritu de esta editorial es ese

… destinado a la distribución de documentos y textos poco conocidos para fomentar la discusión pública y avanzar en el camino hacia la transformación social…

Pues desde aquí le agradecemos a la web la publicación y el debate que genera, pero sobre todo su contribución para construir una nueva sociedad.

Aquí el PDF.


2 Comentarios

  1. ¡Me ha encantado el capítulo III de Cecilia Winterfox! -el resto no le he leído todavía, pero lo haré en cuanto pueda- que explica el porqué: ¡”Las FEMINISTAS no son responsables de educar a los hombres”!
    Siempre insisto en este tema en nuestras reuniones de FELMA, pero en general no soy comprendida por la mayoría, que siente que las mujeres debemos hacer de madres, no sólo de los hijos, sino también de los hombres adultos.
    Gracias por mandarnos este estupendo PDF.

    • Cierto Karmela en lo que dices, pero sí comparto/compartimos tu opinión sobre “pedagogía” ;D
      Lo único es que como el libro dice ellos no nacen machos, ni nosotras feministas. En nuestro caso el feminismo lo hemos ido apre(h)endiendo por el camino, de unas mujeres y otras. Y luego nos tiramos a las calles y a las plazas a compartir, a reivindicar.
      Pues eso, el sistema les dirá a los hombres lo mismo que nos repite a nosotras constantemente sobre valores y acerca de “lo que está bien”. Nosotras y ellos somos responsables de nuestro pensamiento crítico, de cuestionarnos las cosas y de actuar en nuestro día a día de manera consecuente.
      A ellos les toca aprender para poder ser solidarios. Y en eso les podemos acompañar, en ese proceso de ponerse las gafas moradas. Pero el resto es cosa suya, salir al mundo y alzar la voz en femenino, lo tendrán que hacer solos y en todos los ámbitos.
      Quizás yo hable desde la experiencia de madre que está educando a una niña y a un niño. A los dos les acompañamos su padre y yo en este proceso, para que a pesar del entorno, la escuela, los medios… tengan un pensamiento crítico. Para mi es muy gratificante escuchar a mis hijxs decir que ellos son feministas y que vivimos en una casa feminista.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*