Qué falla en el sistema, qué falla en la sociedad

Este fin de semana seguimos sumando asesinatos a manos de sus parejas.

Alicia Rodríguez

Alicia Rodríguez, 36 años, asesinada en Marmolejo, Jaén. Supimos también de otra mujer, 56 años, en Motril (Granada), desconocemos su nombre, que parecía haber sido otra más… La realidad nos hace esperar lo peor como normalidad. Parece que ha fallecido por causas naturales

Tras inundar las calles de nuestras ciudades con protestas el pasado día 11, tras la manifestación de nuestra rabia ante el asesinato de dos niñas y una chica de 17 años… se nos quedan varias preguntas atravesadas en la garganta:

¿Por qué?

¿Hasta cuándo se va a consentir?

¿No piensan hacer nada?

Para estupor nuestro ante los últimos acontecimientos, estas son las declaraciones de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell sobre este tema

[…] es previsible que continúe el repunte de violencia machista y ha pedido a todos los ayuntamientos, comunidades autónomas y colectivos de mujeres que estén alerta y atentos en verano para proteger a las víctimas y sus hijos ante el menor indicio de maltrato […] El Periódico

¿Entonces si «es previsible» qué piensan hacer?

Personas expertas y asociaciones subrayan la necesidad de reforzar y afianzar los vínculos establecidos y la coordinación entre los servicios municipales de atención social primaria, los médicos de atención primaria, los colegios, las asociaciones, los medios de orden público…. para la mejora de la detección temprana de la violencia de género.

Cuando escuchamos la manida frase «no constan denuncias previas»,  es verdad que ella no ha denunciado, pero también quiere decir que no hemos sido capaces de detectar las señales. Como sociedad hemos fallado. Por ello, es vital la importancia de acciones formativas y de sensibilización para el personal que presta servicios de atención a personas víctimas de maltrato, a niñxs, a mujeres que acuden a informarse o en las que se detecta alguna conducta indicativa de maltrato.

Asimismo, hay que impulsar la mejora de los mecanismos de canalización de la información de las diferentes instituciones. Mayor agilidad, asegurará siempre un mejor resultado.

Pero resulta que si denunciamos, tampoco. Entonces, incluso con denuncias previas, también fallan los mismos canales.

Se nos ocurre que caben tres actuaciones, para ir empezando:

  • una amplia coordinación entre instituciones, con una estrategia de detección activa con un cribado universal,
  • formación obligatoria con perspectiva de género en todos los ámbitos y
  • asegurar que existen medios materiales y humanos suficientes para hacer cumplir las órdenes de alejamiento hacia las víctimas.

Pero creemos que no hay recursos suficientes, para que cuando estas mujeres denuncian se les haga un acompañamiento suficiente. VIOGEN es el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género.

 […] hay más casi 63.000 casos activos, lo que se traduce en un gran número de víctimas que necesitan protección. Entre esas víctimas no solo están las mujeres, sino los menores que se encuentran a su cargo o a cargo del agresor. […] Con cada nivel de riesgo existe un paquete de medidas policiales de protección que se tienen que aplicar por obligación. El nivel más alto de riesgo exige una vigilancia policial de la víctima las 24 horas el día. […] Estela Delgado, inspectora de Policía Nacional y jefa del Servicio de Violencia de Género

Muchas veces, mientras la burocracia intenta dilucidar si quien tiene la responsabilidad es la Policía Nacional, la municipal o una competencia supramunicipal… El tiempo pasa y mientras las que dejamos de respirar somos nosotras.

Como dice Estela Delgado también los menores son víctimas y están adscritos al programa.

Sobre estos menores queremos llamar la atención sobre la tan traída «violencia vicaria». Queremos recordar que la violencia no empieza el día en que son asesinadas, como les pasó a Anna y Olivia. Empieza antes, desde el momento en que ese hombre/padre/agresor/asesino, utiliza a sus hijas, a sus hijos, para tener el control y dominio sobre la madre, sobre la mujer.

Desde que se tienen datos, hay una media de cinco niñxs al año asesinados por sus padres.

La sociedad necesita tomar conciencia de estos datos para poder actuar contra la violencia machista en cualquiera de sus modos, contra la mujer o contra los hijxs de ésta. Necesitamos coherencia como sociedad, porque como dice Miguel Lorente

«Cuando un hombre entra en un bar y agrede a alguien y después a las dos personas que intentan separarlo, se le condena por agredir a tres personas«, ha señalado el exdelegado de Gobierno, antes de apuntar que cuando se condena a un hombre por violencia de género solo se le atribuye maltrato a la mujer y no hacia sus hijos. (El diario de Córdoba)

Luego no vengamos a darnos golpes en el pecho y a lamentarnos por las pobres niñas, por la mujer, por el final tan terrible. Estas situaciones hay que erradicarlas, preverlas, actuar antes… Así no tendremos que decir «No lo puedo entender»


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*