España no es blanca

La Comunidad Negra Afrodescendiente y Africana (CNAAE), creada con el impulso de las protestas en EEUU, ha convocado estos días, diferentes concentraciones en distintas ciudades de España en memoria de George Floyd y contra el racismo institucional en España.

En diferentes partes del mundo, de manera diversa, vemos como el racismo institucional y social atenta contra las vidas negras, tanto de forma directa como de forma indirecta, con las condiciones de pobreza estructural, explotación laboral y falta de oportunidades a las que somos sometida (…) decían desde la CNAAE.

Pero tenemos la concepción de que esto no es un problema nuestro.

Cuando el abuso policial se comete en el Estado español no encontramos la misma repercusión ni la misma indignación porque España no se ve así misma como un país racista. Las personas españolas blancas están convencidas de que el racismo es algo que ocurre más allá de sus fronteras. Eso es rotundamente falso. (Paula Guerra, presidenta de SOS Racismo Madrid).

Eneko en Público

El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial y el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tras su visita a España en 2018, su Grupo de Expertos de las Naciones Unidas sobre Afrodescendientes llegó a la conclusión de que los controles policiales de personas afrodescendientes por perfil étnico y racial es un problema endémico.

[…]A los afrodescendientes se los toma constantemente por inmigrantes indocumentados y se los detiene mucho más a menudo que a personas de otro origen étnico en los controles en la vía pública y sin que existan problemas de seguridad», detallaron en su informe, que destaca una investigación de la Universidad de Granada que documenta cómo la población negra en España corre el riesgo de ser parada por la policía «42 veces más» en las estaciones y el transporte público «simplemente por el color de su piel[…] Esta práctica generalizada no solo discrimina a los extranjeros y a los ciudadanos españoles pertenecientes a minorías étnicas, sino que también alimenta el racismo, ya que quienes presencian esas interpelaciones dan por sentado que las víctimas desarrollan actividades delictivas […] una formación especializada a los agentes de policía y a los funcionarios públicos para prohibir y sancionar la utilización de perfiles raciales […] Personas afrodescendientes no tenían acceso a empleos del mismo nivel que otros ciudadanos españoles, aun teniendo una formación académica similar, por el color de su piel [… ] por la difícil situación de los trabajadores migrantes que viven en condiciones deplorables […] los testimonios de trabajadores migrantes que viven en chozas construidas con cartones y plásticos, sin saneamiento ni agua potable […] Los trabajadores migrantes también se quejaron de que sufrían regularmente el acoso, la extorsión y las palizas de la Guardia Civil, presuntamente con la complicidad de los empleadores   […] Puedes ver informe aquí.

Suma a ser negro o pertenecer a una minoría étnica, ser MUJER. Pregúntadselo a las temporeras de la fresa en Huelva (ver) o las mujeres compradas y vendidas para el mercado del sexo (ver)…

El racismo es una enfermedad. Por eso, FELMA se sumó ayer a la protesta. #BlackLivesMatter

 


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*