Un cuarto propio

Quién teme a Virginia Woolf, quién teme a las mujeres que sacan a relucir las diferencias, quién teme que cambiemos las situaciones actuales,… El hombre pequeño. La gran mujer ha de salir desde atrás, ponerse al frente. Pronunciar su nombre y afianzar sus pies en el suelo. Será grande el hombre que siga a su lado.

Un cuarto propio es el modo que tuvo Virginia de decir que las mujeres necesitábamos independencia, dinero y un cuarto propio, para escribir nuestras historias, que no tienen que ser las mismas que las de los hombres, que no pueden ser las mismas de los hombres.

Que tenemos que salir a la calle a vivir y dejar de ver la vida desde las ventanas y azoteas. Que contemos el mundo, nuestro mundo, el mundo femenino. La literatura, la historia, el arte,… nada estará completo si no aparece nuestra forma de contar, narrar, plasmar,…

“Hay que registrar todas esas vidas infinitamente oscuras…”, diría Virginia Woolf en una de sus páginas. Nuria Varela dice:

El feminismo es una linterna. Su luz es la justicia que ilumina las habitaciones oscurecidas por la intolerancia, los prejuicios y los abusos…

Seamos Linterna, Faro,… arrojemos luz a los siglos de oscuridad. Hagámoslo por Virginia y por todas nosotras.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*